Make your own free website on Tripod.com

Principal > Archivo de Notas >

Sebastián Rodríguez
(Diario 'La Capital', 07/02/2001)

por Sebastián Arana

      Si Peñarol alcanzó en algunos de los últimos partidos picos deslumbrantes de reconocimiento, mucho se debe al importante crecimiento de su armador de juego, el marplatense Sebastián Rodríguez. Si él está bien, el equipo está bien. Como el último lunes en San Nicolás, en eI que desarrolló una conducción impecable para que su equipo se imponga en una cancha "brava". Vuelto de aquella ciudad, después de una tarde de descanso en la playa "hacía rato que no podía disfrutarla, esta temporada hubo mucho menos tiempo libre que en otras", confesó-, el capitán de Peñarol pasó por la redacción de LA CAPITAL. Los temas: el notable presente de su equipo y su crecimiento personal. "Ahora soy un jugador más completo", afirmó en esta charla:

-Da gusto verlos jugar en los últimos partidos. ¿Esperaban conseguir un nivel tan alto?

-Con Atenas habíamos jugado muy mal. Parece que después de rendir en bajo nivel, siempre viene lo contrario. Nos pasó en las primeras fechas y nos pudimos recuperar con Estudiantes de Olavarría. Y ahora fue lo mismo. Después de lo de Córdoba, jugamos un partidazo contra Boca., que es un equipo muy difícil de superar porque tiene muchos jugadores talentosos. Y ganar en San Nicolás es di.ficilísimo. Lo cierto es que estamos muy bien dentro de la cancha. Cada uno sabe lo que tiene que hacer. No habíamos podido entrenar bien por el Juego de las Estrellas, pero nos sentimos igual muy cómodos dentro de la cancha.

-Eso habla de una personalidad importante en el equipo...

-Y...el equipo está maduro, sabe lo que quiere. Puede cometer errores como cu.alquiera, pero tiene la capacidad de revertirlos. Y no hay que olvidarse de que entrenamos muy duro. Eso nos permitió alcanzar este nivel.

-Todo el mundo coincide en que el gran secreto de esta campaña pasa por la intensidad de las prácticas. ¿Es tan así'?

-Pasa por el entrenamiento y por la clase de personas que tiene este plantel. Todos son gente muy buena y adentro de la cancha se nota. .

-Los extranj eros, habitualmente, son problemáticos: ¿Te tocó antes jugar con americanos tan rendidores, y tan tranquilos, al mismo tiempo, afuera de la cancha?

-No. Los nuestros son extranjeros bárbaros. Si alguno le va mal, ellos se acercan y lo alientan. No tiene nada que ver que sean goleadores. Ninguno de ellos son egoístas. Al contrario, si no te dan una voz de aliento, al ataque sigu~ienté te vuelven a pasar la pelota para que tires. E~ muy di~cil que te toquen tres excelentes jugadores y buenos tipos. Indudablemente, esa es otra de las claves de Peñarol.

¿Con Romano cómo están?

-Bien. El nos está llevando a un lugar muy alto. Sabe dónde tocarle el orgullo a los jugadores para que le respondan adentro de la cancha. E s un entrenador muy capaz, trabaja muy duro en los entrenamientos y, ademá.s, es un gran motivador.

-Muchos comentaron el soberano reto que les dio el lunes ante Regatas en un tiempo muerto del segundo cuarto. ¿Eso es tocarle el orgullo a los jugadores? ¿Ustedes reaccionan bien?

-En lo personal, al principio, no me gustaba. Pero, realmente te toca el orgullo y te obliga a jugar como él quiere. Y ..está dan~ do resultados. Hay que seguir obedeciéndolo y no tomarlo a mal. A la larga, uno lo termina entendiendo. Ese minuto ante R,egatas nos hizo reaccionar.

. -Las ilusiones de los hinchas crecieron mucho con esta campaña. ¿Cómo palpas la expecta.tiva de la gente?

-Están alentando más que nunca. Ellos saben que estamos dejando todo adentro de la cancha y nos están acompañando. Uno se da cuenta cuando sale a la calle que están con nosotros más que nunca.

. -Se están repitiendo escenas de las viej as épocas del Super Domo. ¿I~as vivías como hincha?

-Sí, claro. Pero es mucho más lindo estar del lado deljuga~dor. Es cierto que desde los tiempos del Super Domo que la gente no está. "enganchada" como con el equipo de esta temporada. Cuando era chico, no me perdía un partido de Peñarol. Ahora me enorgullece estar del lado de adentro de la cancha y me da ganas para trabaj ar cada día más duro:

-¿Qué significa jugar para el club del que uno es hincha?

-Es lo mejor que te puede pasar. A mi tocó ir a jugar afuera. Y trabajé muy duro para Ciclista Juninense. Pero la satisfacción que te da cuando las cosas te salen bien en tu club es inexplicable. Estoy muy agradecido a los dirigentes y al cuerpo técnico por haber vuelto a confiar en mí. Se los intentó devolver partido a partido dentro de la cancha.

-¿Está Peñarol para campeón?

-El sueño no te lo quita nadie. Pero es muy duro. Hay equipos que juegan muy bien al básquetbol. Pero nosotros trabajamos fuerte para ganar partido a partido. Tomamos todo de la misma manera. Cuando perdemos y jugamos mal, como contra Atenas, y cuando venimos en racha ganadora. Nuestro pr~mer objetivo es es= tar dentro de los cu.atro primeros en la segunda fase. Y después sí podremos soñar conjugar una final.

¿Piensan que manteniendo la localía y con un par de triunfos afuera lo logran?

-Sí, pero serán todas ñnales. Ganar todos los partidos de locales es fundamental. Y también imponerse a los equipos que vienen más cerca como R,egatas y Boca. Ahora nos falta Libertad.

-Hacía rato que un equipo de Peñarol no se sentía tan cómodo en la cancha propia...

-Sí, encontramos un juego muy bueno en el Polideportivo. Nos ganaron en la primera fecha y después no perdimos más. Es una cancha abierta que le permite a Pittman penetrar, a Bunn hacer su juego y a los perimetrales tener más espacios.

Tiempo de crecer

¿Notaste un salto de calidad en tu juego durante esta temporada?

-Sí, en algunas cosas. Lo noté en lo ofensivo. E s por la confianza que me dieron mis compañeros y el entrenador: Ahora puedo seguir jugando después de tomar un tiro al aro, independientemente que lo erre o lo meta. Y siento que mando un poco más adentro de la cancha. '

-El tiro nunca lo perdiste, ¿pero aumentaste tu agresividad para atacar el aro con penetraciones?

-Ese era uno de los defectos mas grandes que tenía. Sucede que siempre tuve mucha c~nfianza en mi tiro de tres puntos y no en otros rec~~rsos. En otras temporadas, terminaba con pocas asistencias porque no buscaba una penetración. Esa es una de las cosas que mejoré este año. Además, estoy mejor ñsica~rìente. Pei~o pienso que ahora soy un jugador más completo que otros años.

-¿Es la mano de Romano?

-Sí. El jugó de "1" y de "2" y conoce los secretos del puesto. Sabe lo que te puede dar. Hay que saber aprovecharlo. Creo que lo hice y se están viendo los frutos.

-¿En qué cosas te insiste para seguir mejorando?

-En todo. Él marca mucho los puntos flojos del juego de cada uno. Yo pude mejorar muchas cosas gracias a él. Yo perdí el puesto a comienz~rs de la temporada y tuve que ir muchos partidos al banco porque no estaba defendiendo bien. Me lo recalcó y por suerte estoy en un nivel defensivo bueno. Las cosas que me dice me sirven para jugar mej or. .

-¿Futuro español?

-Probaste en España en una Liga de Verano. ¿Tenés intenciones de volver?

-Estuve .en el Cáceres. Fue muy importante para mí porque te permite un roce con un nivel muy alto. R,ecién ahora me llegó el pasaporte español y es algo muy bueno a futuro. Yo tengo contrato con Peñarol por una Liga más, pero existe una claúsula de rescisión si me sale algo de un equipo español. Pero quiero seguir pensando en esta Liga y darle lo mejor a Peñarol porque en este club me tuvieron mucha confianza.

-¿No querés antes jugar una Liga Sudamericana, algún torneo continental que puede llegar si se mantiene la g'~an campaña actual?

-Sí, sería buenísimo. Peñarol es uno de los grandes del país y estoy bárbaro acá. Lo de España puede salir o no, pero no me preocupa. Pienso dar lo mejor Después, veré... ~

Yo, el base

-Hace poco Rornano dij ó hace poco en una entrevista que no te tenía definido como base o ayuda.. ¿(q¿ué opinás? '

-No, yo soy un base nato. Hay pocos "1" a los que le gusta tanto el aro, estoy de acuerdo. A mí me salen partidos con muchos o pocos puntos, pero lo qué verdaderamente me importa es que el equipo juegue bien al básquetbol. Es difícil lograrlo en un equipo con tantos jugadores ofensivos como Peñarol. Pero trato de que las cosas marchen como hasta ahora. Y hay otra cosa importante: el puesto de "2" no lo siento. Puedo jugar un ratito en esa posición, pero siempre tratando de ordenar. No soy un ayuda tirador. Sólo puedo hacerlo si los internos o Pittman revierten la pelota. A mi me gusta.jugar de base.

-Con actuaciones como la del último lunes en San Nicolás, demostrás que podés jugar en esa posición a un nivel muy importante...

-Fue mi puesto de chico. No pienso en que tengo que demostrar nada. ~ato de devolverle a todos la confianza e intento que sientan que el puesto de base está bien cubierto ~

Proyecto Mar del Plata

Después de muchas temporadas, Peñarol tiene tres jugadores importantes formados en sus inferiores, si se considera a Juan Manuel Locatelli como un producto de la "cantera". Sebastián Rodríguez fue uno de los grandes beneficiarios de ese proyecto.

-¿Es una tranquilidad que Peñarol apueste por los jugadores del club?

-Es alg~ muy bueno. Lo esperábamos mucho todos los jugadores de Mar del Plata. Es espectacular que haya jugadores marplatenses en Peñarol y los chicos de inferiores se.dan cuenta que pueden jugar ~ la Liga Nacional.

¿Tu consolidación en Liga Nacional, al igual que la de Locatelli, tu hermano o Diego Cavaco, demuestran que no todo es tàn malo en el nivel local?

-Hay jugadores buenos, con talento, que ya tomaron la decisión de entrenar solos. Peñarol tiene jugadores muy interesantes y con el correr del. tiempo tendrán una oportunidad. Aprovecharla estará en ellos.

-¿A quién le apuntás en el club para jugar la Liga?

-Bueno, Juan Pablo Sánchez ya demostró que puede jugar. Lisandro León Liguori todavía es muy chico, pero es un base muy interesante. Hace poco vi un pibe de Ki~nberley, creo que de la categoría infantiles, que juega una barbaridad. Si ellos quieren y se entrenan pueden tener la oportunidad que tuvimos nosotros.

-¿Esta, la tuya, es la edad de una maduración importante?

.-Sí, es posible. Pero pienso que, ya en edad de juveniles, hay que estar preparado para aprovechar las oportunidades. A mí me llegó muy chico, a los 15 años tuv.e, con Néstor García, mis primeros minutos en la Liga Nacional. Después, de tanto esperar y estar, las oportunidades llegan. Y después de los 20 años tenés que estar jugándo... ~

Un exilio provechoso

Su carrera pasó por carriles parecidos a los de su hermano mayor Fernándo. También se tuvo que ir una temporada del club para crecer. Y supo capitalizar la enseñanza del exilio.

-¿Cómo fue para vos la experiencia de irte a Ciclista Juninense?

-Muy buena. Estaba en una etapa en la que no estaba entrenando muy duro. Después de ir a Junín, me di cuenta que si quería volver a Peñarol me tenía que esforzar mucho. Pienso que lo aproveche. Mejoré muchas cosas allá, sobre todo en el aspecto defensivo. Y cuando volví traté de seguir entrenando como en Junín porque no quería volver a perder otra oportunidad.

¿Te sirvió más como jugador o para "acomodar" tu cabeza? .

~ -En los dos sentidos. Tuve la suerte de caer en un bue~ ~grupo de compañeros y de tener un técnico que me apoyó. mucho cuando me veía caído. Me hizo madurar mucho. Yo estaba mucho en mi casa y no me daba cuenta de las cosas. En Junín me di cuenta que no todo era cómo yo pensaba. Y, en lo deportivo, entrené duro porque quería volver a ser el base de Peñarol.

¿De qué cosas te diste cuenta?

-Primero, de que Peñarol es un gran equipo, uno de los cuatro mejores del país. Yo estaba dentro de ese equipo y lo había desaprovechado porque no entrenaba duro. Me vino bien, también, despegar un poco de mi familia. ~

-¿Pasaste. por etapas muy parecidas a las de tu hermano Fernando?

-Sí, aunque él se tuvo que ir más chico que yo, de 17 años solamente. A él, como a mí, esas experiencias fuera de la ciudad le sirvieron mucho para volver a Peñarol. .

¿Cómo es la competencia por un puesto con él?

-Mucho mejor de lo que pensaba. Pensé que iba a ser duro. Pero entrené como si él fuera otro base. Y nos apoyamos mucho. Nos indicamos los errores mutuamente para que el equipo tenga un base confiable ~

Atras